martes, 21 de agosto de 2012

Diferencia entre Teoría y Ley


'La evolución no puede ser tomada en cuenta, pues es sólo una teoría, No es una ley.'

Este es un argumento que muchos religiosos nos lanzan, pensando que es contundente y muy sólido.



Vamos a ver por qué es erróneo.

Creo que todos sabemos que existen palabras que tienen más de un solo significado, así que conviene comencemos por analizar la palabra “teoría”.  El Diccionario de la Real Academia de la Lengua Española (que puede ser consultado en www.rae.es) nos brinda varios significados para esta palabra. Para el caso que nos interesa, sólo nos ocuparemos de dos de ellas:

1. Conocimiento especulativo considerado con independencia de toda aplicación.

2. Serie de leyes que sirven para relacionar determinado orden de fenómenos.

Imagino que ya comienzas a notar algo (las palabras en negritas te deben dar una pista).
En el mundo de la ciencia, el idioma inglés es mucho más utilizado que el español, por ello, vale la pena echarle un ojo al Oxford English Dictionary. Este diccionario, también ofrece varios significados, sin embargo, nos ocuparemos sólo  de los siguientes dos:

Teoría

  1. Una hipótesis propuesta  a manera de explicación, por lo tanto una mera hipótesis, especulación, conjetura; una idea o conjunto de ideas acerca de algo; visión individual o noción.

  1. Esquema, sistema de ideas o enunciados que se tienen como una explicación de un grupo de hechos o fenómenos ; hipótesis que ha sido confirmada o establecida por medio de la observación o experimentación y es propuesta o aceptada como explicación dehechos conocidos; enunciado de lo que se tiene como leyes generales, principios o causas de algo conocido u observado.


De forma más breve, podríamos decir que, cuando los científicos usan la palabra “teoría”, en referencia a la relatividad, el heliocentrismo y la evolución misma, lo hacen pensando siempre en la segunda definición.
Una manera más sencilla de expresar lo mismo, sería:



Una teoría es una explicación de un hecho observado

Para dejarlo aún más claro, analicemos un ejemplo: Desde tiempos inmemorables, el ser humano se comenzó a preguntar el porqué de las cosas. Ante los ojos de los primeros seres humanos ocurrían eventos para los cuales deseaba tener una explicación. La lluvia, el fuego, los terremotos, las erupciones volcánicas son ejemplos de esos eventos.
Algo que siempre ha llamado la atención del hombre, es el cielo nocturno. No creo que exista un solo ser humano que al mirar un cielo estrellado, no lo haya hecho con admiración y curiosidad al mismo tiempo.

Si observamos el cielo durante el tiempo suficiente (una noche sería suficiente), notaremos que la bóveda celeste parece girar en torno de todo el planeta. ¿Cómo explicar esto?

Vayamos con un poco de historia (no se preocupen, no será mucha):
Claudio Ptolomeo (o simplemente Ptolomeo, quien se cree que trabajaba en la celebre biblioteca de Alejandría y fue astrónomo, químico, geógrafo y matemático) lanzó una teoría (entra en escena la palabra objeto de nuestro estudio):

La tierra es el centro del universo y todas las estrellas, planetas y el sol mismo giran en torno suyo

El día de hoy, sabemos que esta teoría es falsa, pero no podemos tachar a Ptolomeo de haber sido tonto, pues en aquella época, era muy fácil pensar como él. Su teoría explicaba muy bien elhecho observado, es decir, el aparente giro de la bóveda celeste, del sol y la luna en torno a la tierra.

(Llegado el momento, la iglesia católica aprobó y declaro esta teoría como oficial y por ende, sagrada, pues si consideramos que la tierra fue creada por dios, es “obvio” que la pusiera en el centro del universo. Esto a pesar de que la biblia, no menciona nada al respecto. Un claro ejemplo de arrogancia religiosa)


Pero el hombre no deja de observar, no deja de investigar…

…y apareció Copérnico, un polaco muy inteligente que era matemático, astrónomo, jurista, físico, clérigo católico, gobernador, administrador, líder militar, diplomático y economista (si alguno de ustedes se queja alguna vez que no le alcanza el tiempo para estudiar, vuelvan a leer la lista de todas las cosas que estudió Copérnico).

Nuestro amigo polaco,  sabía acerca de lo que hoy se conoce como el movimiento retrógradode algunos planetas. ¿y qué es ese moviendo cuyo nombre suena tan feo?
Veamos, si por ejemplo, se observa el movimiento del planeta Marte, veremos que avanza en una cierta dirección, pero si lo observamos el tiempo suficiente, observaremos un fenómeno peculiar: De repente, Marte parece reducir su velocidad, detenerse y comenzar a avanzar hacia atrás. Después de unos días de moverse hacia atrás, nuevamente comienza a moverse en la dirección original. ¿Raro, verdad?

La teoría de Ptolomeo, no podía explicar este hecho de manera satisfactoria. Copérnico atacó el problema y pensó: “¿qué pasaría si el sol estuviera fijo y fuese la tierra y los planetas los que giraran en torno suyo?

Piensa en el siguiente ejemplo: vamos en un automóvil por una carretera que tiene 2 carriles que van en la misma dirección (sur a norte). Nosotros ocupamos el carril del extremo izquierdo. Delante de nosotros hay otro automóvil viajando en nuestra misma dirección y a una velocidad un poco superior a la nuestra, pero en el carril de la derecha. En ese momento, nos parecerá que el otro automóvil presenta un movimiento dirección sur a norte. Hasta aquí todo bien.

Imagina ahora que nuestro automóvil incrementa su velocidad, mientras el otro auto conserva la suya igual. Lo que veríamos primero es que, en apariencia, el otro auto desacelera, cuando pasamos junto a el, por una fracción de segundo parecería estar detenido y después de rebasarlo, parecería estar moviéndose en dirección opuesta, es decir de norte a sur (siempre tomando a nuestro automóvil como referencia)

Ese, es un ejemplo de lo que los astrónomos llaman movimiento retrógrado.
Copérnico se dio cuenta de que, si pensamos que la tierra está fija en el centro del universo era muy difícil explicar el movimiento retrógrado de los planetas pero si consideramos que es la tierra (junto con los demás planetas) la que gira alrededor del sol, todo encaja perfectamente (¡Claro!, porque si es la Tierra y Marte los que se mueven alrededor del sol, ese movimiento retrógrado de Marte se explica fácilmente: Lo estamos “rebasando”, por eso pareciera ir hacia atrás).

¿Y que podemos decir del aparente movimiento de la bóveda celeste alrededor de la tierra? Copérnico dijo: “Además de girar alrededor del sol, la tierra también gira sobre su propio eje.” Este movimiento de la Tierra, es el que provoca el aparente movimiento de la bóveda celeste.




Vamos recapitulando:

Teorías disponibles:
1)    Geocéntrica. El sol, los planetas y todas las estrellas giran alrededor del planeta tierra. La tierra es el centro del universo. Propuesta por Ptolomeo.
2)    Heliocéntrica. La tierra, la luna y los planetas giran alrededor del sol. La tierra no es el centro del universo. Propuesta por Copérnico.

Hechos observado:
a)    La bóveda celeste “gira” alrededor de la tierra
b)    Marte presenta un movimiento retrógrado.

La teoría geocéntrica de Ptolomeo sólo puede explicar uno de los hechos observados (a).


La teoría heliocéntrica del universo brinda una clara explicación a los dos  hechos observados(a y b).

Ahora, que ya sabemos a qué se refieren los científicos cuando hablan de una teoría, pasemos a hablar de la evolución.



En referencia a la evolución, ¿cuáles son los hechos observados?

El registro fósil. Por medio del análisis de los fósiles encontrados, es posible seguir la historia de los cambios de muchas especies. Existen, en efecto, algunos huecos, pero son tantas las secuencias completas que si se han encontrado que esta sola observación no deja lugar a dudas.

Las Homologías. (características similares o compartidas por varias especies). Si consideramos que toda la vida en la tierra tuvo un ancestro común, es fácil comprender el porqué todos los mamíferos, por ejemplo, tenemos pelo.

La adaptación geográfica. Muchas especies cambiaron de forma tal que podían sobrevivir mejor en el entorno que les rodeaba. El color de su pelo, su tamaño, lo grueso o delgado de su piel, etc.

La observación directa. Los cambios evolutivos grandes, requieren períodos de tiempo muy (MUY) largos. De varios millones de años. Sin embargo, los cambios pequeños son observables en un período menor. Se ha experimentado con peces de acuario (una especie llamada guppies) y moscas de la fruta para observar como funciona la adaptación por selección natural en estos animales. Como se reproducen muy rápido, en poco tiempo tenemos muchas generaciones y es por ello que los cambios, son observables.

Y bueno, la próxima vez que alguien te diga que la evolución es “sólo” una teoría, basta con que recuerdes estos dos enunciados:





Una teoría es una explicación de un hecho observado.

Y resulta que:


El cambio adaptativo de las especies a lo largo del tiempo, es un hecho observado que lateoría de la evolución explica muy bien.

Pero, si la teoría de la evolución explica tan bien el cambio adaptativo de las especies, ¿por qué no la llaman ley y de esa manera, se acaba la confusión?

Bueno ocurre que, en otros tiempos, las personas que se dedicaban a estudiarlo todo se entusiasmaron mucho cuando se dieron cuenta de que con esta nueva disciplina llamada ciencia y con su método (el método científico) se podía explicar casi todo, pensaron que habían descubiertocomportamientos  inmutables de la naturaleza y no podemos culparlos por ello, pues en ese momento, parecía evidente y sin lugar a dudas. Es por ello que a las ecuaciones de Newton aún hoy en día se les conoce como Ley de la Gravitación Universal[1] y Ley de la Conservación de la Materia[2].

Pero ocurrió que esos estudiosos (ahora llamados “científicos”) se dieron cuenta de que, cada pregunta que resolvía la ciencia, les mostraba un nuevo panorama que les lanzaba a la cara nuevas preguntas que antes no habrían siquiera podido formular. Eso les llevo a pensar que utilizar el término “ley era premeditado pues siempre existía la posibilidad de que con el tiempo, una ley fuese modificada debido a nuevos descubrimientos. Por ello, el adjetivo dejó de usarse y en su lugar, ahora utilizamos “teoría”.

Si Sir Isaac Newton hubiese vivido en tiempos más modernos, el día hoy, hablaríamos de la “Teoría de la Gravitación” y la “Teoría de la Conservación de la Energía”

Entonces ¿por qué les seguimos llamando leyes? (sabía que alguien me preguntaría eso, pero la respuesta es fácil). Por simple costumbre. Podríamos decir que los científicos ya están “encariñados” con el término y a pesar de que saben que lo adecuado sería llamarles teorías, les siguen diciendo leyes.


[1] Como en este caso, las matemáticas de Newton servían no sólo para explicar el movimiento de los cuerpos en la Tierra, sino también el de los cuerpos celestes, no sólo se le llamo “Ley”, sino que se le agregó la característica de ser “Universal”.

[2] Como después y gracias a Einstein se descubrió que la materia no es otra cosa que una forma muy concentrada de energía, se le cambió el nombre por “Ley de la Conservación de la Energía”.

Publicar un comentario